jueves, 20 de octubre de 2011

Jugar con los ecos


Jugar con los ecos
desperdigándose
a cada voz pronunciada
imaginando
que arrojo una botella con mensaje
al mar
expectante porque llegue
una respuesta
hasta mi orilla
otro eco que no es mi eco
pero que es también
mi voz

8 comentarios:

  1. Eso es como jugar a ampliar nuesta sensación de 'presencia' > intensidad de vida > necesidad de comunicación > retroalimentación de la sensación de vida.
    ¡Vaya lío que puse!
    Un abrazo desde 'Poemas del volcán'

    ResponderEliminar
  2. Un lío que se entiende perfectamente. También puede ser más. Gracias por pasarte, Luis.

    ResponderEliminar
  3. waooo , esto esta genial que manera de usar las palabras :) desde mi luna te sigo.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida, Kamille. Recorre este mar cuanto gustes.

    ResponderEliminar
  5. A veces me resulta un poco simple e insignificante decir que lo que he leído es impresionante, o que me ha llegado, pero éste es el caso.

    Me ha parecido un poema exquisito y el final...
    sencillamente espectacular.
    Una belleza

    ResponderEliminar
  6. Pigmalión. Las palabras pueden desgastarse por su uso repetitivo o indebido, pero pueden renacer cuando el sentido o el sentimiento hablan con sinceridad. Y yo te acepto el estímulo que me aportas.

    Muchas gracias, bienvenido.

    ResponderEliminar
  7. Pablo, disculpa mi atraso en responder. Valoro tu impresión, porque, ¿sabes?, lo más sencillo estimula y alegra. Un abrazo.

    ResponderEliminar