domingo, 18 de octubre de 2015

No fue





No fue primero la geometría
sino la danza.
                     El cuerpo rotaba
sobre sí mismo ideando
espacios inexistentes.

Tal vez las sombras dibujaron antes
que una piedra caliza
                                 los límites de un volumen
pergeñando ya una a una cada cara oculta
con su propio dolor.

El primer geómetra
fue el mejor observador
                                     que desde aquel corro en torno
a la fogata
siguió los pasos de la bailarina
y se turbó con ellos.







2 comentarios: